El reconocer el trabajo bien realizado es vital para contribuir a la formación de un buen ambiente laboral. Está comprobado que cuando una persona cree que es bueno en alguna actividad, disfrutará al realizarla y lo hará cada vez mejor, lo que impactará su productividad. No desaproveche la oportunidad de reconocer al personal por cada trabajo bien realizado..

Casi demandaban un balón para cada uno y a menudo su innegociable carácter ganador les hacía discutir sobre la cancha. Nada que no solucionaran fuera en un periquete. Ambos tenían idéntico lastre: de vez en cuando se les pelaba un cable, cortocircuitaban y se iban del partido.

The use of piped in aromas to set a mood, promote products or position a brand is known as scent marketing. Its efficacy is uncertain, but the practice is on the rise. Advertising Age named it one of the top 10 trends to watch in 2007; Dave Van Epps, president of ScentAir, a producer of aroma marketing systems, told me that his business had quadrupled between 2005 and 2006.

La consecuencia fue el ingreso hospitalario del jugador, que fue intervenido el martes quirúrgicamente por la “fractura en la rama mandíbula izquierda”. “El Club Deportivo beda Viva condena cualquier manifestación de violencia deportiva y espera que se castiguen con contundencia todas estas acciones que no tienen nada que ver con el fútbol. Quedamos a la disposición de la familia del jugador para todo lo que necesiten”, concluía la nota..

Una época contradictoria, sin duda, pero mágica al fin y al cabo. Como contesta Almodóvar a la pregunta de si es bueno recordar aquellos aos: “Hay cosas que no podemos recuperar, por ejemplo, nuestra juventud. Imposible evitar que de i980 a 2002 todos hayamos envejecido 22 aos, pero sí habría que tratar de recuperar la misma libertad y la misma alegría de entonces.

Marta, barcelonesa que fue desahuciada durante la crisis, se nos puso a llorar en la Plaza de Armas. Apenas probó la Cusquea. Antes regentaba una gasolinera en L’Hospitalet y hoy ejerce la prostitución en las calles de Lima. Con Piqué, el Barcelona cierra el capítulo de renovaciones, que comenzó en agosto con Sergio Busquets, continuó en diciembre con Andrés Iniesta, más tarde las de Martín Montoya, Marc Bartra y Cristian Tello, y que acabó desembocando en la “adecuación” salarial de Messi producida este lunes. Salvo Bartra, que acaba en 2017, los otros finalizarán sus revisados, mejorados y respectivos contratos en 2018, como también Neymar y Cristian Tello, por cierto. Con la ampliación contractual de Piqué, que estará un ao más que ellos, y en vista de las tres anteriores, la entidad dibuja una columna vertebral en el conjunto azulgrana: defensa central, pivote en la medular, creador de juego y goleador.