abonos químicos sintéticos y pesticidas. La agricultura convencional no toma en cuenta el medio ambiente